PUEDO INFORMA

NOTA SEMANAL MARTES 14 DE NOVIEMBRE

 

 

UP HUELE A RANCIO Y A FALSO

 

En PUEDO hemos analizado, no por el interés que suscitan los documentos de UP, sino por lo que nos importa el futuro de la ONCE, las ponencias aprobadas en el reciente congreso de Unidad Progresista.

 

En materia de Recursos Humanos vemos con nitidez que las cantinelas de UP suenan cada vez más repetidas y más falsas. Dicen haber avanzado sustancialmente en conciliación de la vida laboral y familiar; avance que se reduce a algo tan insustancial como que los Centros donde el jefe y el respectivo Comité así lo acuerden, los trabajadores puedan empezar hasta media hora más tarde, a recuperar normalmente al final de ese mismo día. Frente a este insustancial elemento de conciliación, UP ha dado pasos radicalmente contrarios a lo que vienen siendo los avances que en el orden laboral se están dando en la inmensa mayoría de las empresas, pues seguramente UP llamará conciliación familiar a reservarse por Convenio, la posibilidad de que la Dirección le pueda modificar unilateralmente la jornada y los descansos a los vendedores para cada quincena, con la única obligación de notificárselo con siete días de antelación; o llamarán conciliación a la posibilidad de partir la jornada u ordenar trabajo en fin de semana o festivos, sin sujeción a ningún criterio, más que la mera decisión del jefe de turno.

 

La ponencia de Recursos Humanos habla de promoción profesional objetiva, apuntando que se trabajará en la dirección en la que UP ya viene trabajando, es decir, la promoción objetiva que pretenden vendernos, debe ser lo consolidado en los últimos quince años, desterrar los concursos de traslado y ascenso, consolidar superiores categorías por la cara o el dedo y contratar nuevos trabajadores no por el perfil profesional, sino por familiaridad o afinidad.

 

La ponencia es sin más una burla, cuando habla de prevención de riesgos laborales y de seguridad y salud, lo hace como si en la ONCE fuéramos los pioneros de la aplicación de la Ley de Prevención, cuando bien conocen los trabajadores de esta casa que en la ONCE los Comités de Seguridad y Salud y toda la parafernalia de servicios de prevención, se utilizan sólo para aparentar las exigencias legales, sin importarles realmente la salud de los trabajadores. Les dan igual las cargas de trabajo, les dan igual las condiciones de inseguridad en las que desarrollan su actividad los vendedores, a UP sólo le importa aparentar el cumplimiento de la legalidad y eso sí, cuestionar la calificación de los accidentes como de trabajo, porque no calificar como accidente laboral una baja, significa en la práctica ahorrarse el complemento por IT.

 

Dice la ponencia que seguirán profundizando en el ajuste de plantillas, con la perspectiva de en ocho años adecuar el número de trabajadores a las necesidades reales de la ONCE. UP decidió en su día quitar de las funciones de plantilla la mayor parte de las tareas concernientes al circuito del cupón, UP decidió externalizar la atención de los vendedores, en relación con los Terminales Puntos de Venta, UP decidió sacar de los Centros de Producción la edición braille y sonora. Dejan sin contenido real a los trabajadores y después vienen a contarnos que sobra plantilla. Si la liquidación, la devolución, el control de premios, la atención a vendedores se hiciera por trabajadores de la ONCE, es obvio que no tendríamos gente sin ocupación efectiva y no estaríamos pagando a terceros, lo que podemos hacer con nuestros propios recursos humanos.

 

 

LO DICEN LOS MEDIOS

 

Desde PUEDO hemos venido denunciando la política de la Dirección en materia de despatrimonialización de la ONCE. Poníamos el acento en cómo se vendían edificios emblemáticos, para llevar los servicios que en ellos se albergaban a edificios a construir en terrenos cedidos por los ayuntamientos temporalmente, “bonita” forma de construir futuro. Ejemplificábamos esta denuncia con lo acaecido con la finca del antiguo colegio de Pontevedra y la del actual colegio de Madrid. El pasado día 9 “Elconfidencial.com” cuenta y amplía estas denuncias, describiendo los cambalaches que la Dirección de la ONCE estaba gestando en Madrid con la complicidad de Gallardón, datos que en su día ya contamos desde PUEDO por este mismo medio. En esta información del confidencial, se hace también un análisis de las ventas de 2006 y específicamente de cómo cae la recaudación del rasca, cuyos datos no vamos a repetir aquí, pues como PUEDO hicimos una información completa al respecto la semana pasada.

 

Los medios de comunicación cuando dan noticias que afectan a la ONCE, no atacan ni pretenden destruir la ONCE, hacen la misma labor encomiable y de denuncia que cuando destapan casos de corrupción de políticos o constructores, que todos los ciudadanos vemos con buenos ojos.

 

 

EL CAOS DEL “CAUT”

 

Cada vez es más frecuente que ante caídas de red, o problemas de cobertura que afectan y anulan la operatividad de los TPVs, la línea de atención telefónica del CAUT, resulta inútil, pues no puede atender la masiva demanda de los vendedores perjudicados. Es obvio que si se ha configurado el TPV para devolver, pagar premios y vender, cuando este dispositivo no funciona, se está dañando lo más esencial: la imagen de la venta.

 

Las sedes ONCE, deberían ser en todo caso, la medida alternativa a la falta de operatividad en momentos concretos de los TPVs. Ahora UP se destapa como gran invento, con la implantación a nivel estatal del Departamento de Atención al Vendedor. Se dice que centralizadamente se atenderán las consultas de los vendedores, y se les orientará a éstos en relación con su actividad, dejando para sus respectivos centros de trabajo, la mera gestión rutinario-burocrática de petición de permisos, tramitación de bajas y poco más. Es decir, el modelo de UP parece configurarse como una ONCE cada vez más centralista, donde pierden cometido real las Delegaciones y Direcciones Administrativas, y donde las Agencias, a juzgar por el número de cierres que se han ido produciendo, tienden a su desaparición.

 

Desde PUEDO rechazamos que se externalicen de manera generalizada las funciones vinculadas al circuito del cupón y a la actividad de la venta. El vendedor, por mucha tecnología que se ponga en su mano, TPV incluido, debe seguir teniendo garantizada atención especializada y personalizada en su propio centro de trabajo.

 

 

La próxima nota se emitirá el martes día 21 de noviembre.

 

LA COMISIÓN EJECUTIVA ESTATAL