Plataforma Unitaria de Encuentro para la Democratización de la ONCE


Cierre de 2019: un año de transición

Superado el primer año de la presente legislatura, comparecemos públicamente, no para difundir una de nuestras variadas actividades, como es habitual, sino para retomar una presencia activa ante todo el colectivo de la ONCE.

Reconocemos haber vivido un paréntesis sociopolítico, con independencia de nuestra actividad social y cultural permanente, pues el final de la anterior legislatura nos dejó un poso de desazón importante, al no poder contribuir a desbloquear la política interna en clave de lograr la normalidad democrática, que hubiera supuesto celebrar unas elecciones con concurrencia plural, como corresponde a un funcionamiento democrático homologable. Sin embargo no hemos
tirado la toalla y, dentro del contexto difícil en que nos movemos en la entidad, hemos ofrecido un diálogo institucional amplio y abierto, que confiamos tenga un grado de utilidad aceptable para los objetivos sociales que son el principal motivo de nuestro quehacer asociativo en todos los ámbitos de participación social de PUEDO.

Aunque la oferta de diálogo es muy amplia en su formulación destacamos, como muestra ostensible, las tertulias convocadas, donde hemos podido contar con representantes de la dirección, algo novedoso, que nos anima y que deseamos continuar, pero que lógicamente debe ser solo la expresión de esa actitud de diálogo más global, que entendemos existe y que esperamos profundice en aspectos más decisivos de la vida interna.

Pero, naturalmente, esa voluntad de diálogo no puede ser incompatible con el sentido crítico que toda organización activa debe mantener respecto a su entorno social. Esto nos exige seguir apostando por las causas justas, que consideramos debemos defender dentro y fuera de la institución.

Por ello, en este último trimestre, hemos aplicado un criterio claro en defensa de la accesibilidad universal, un derecho inalienable de toda la ciudadanía, que tiene una repercusión singular para las personas con discapacidad.  Eso nos llevó a participar activamente en la convocatoria de la concentración del pasado 2 de diciembre ante la Dirección General de Políticas de Apoyo a la Discapacidad. En defensa de ese derecho, pero también en solidaridad con nuestros compañeros de ACIC, condenados en costas por el Supremo por denunciar a RENFE, cuya página web es inaccesible para las personas ciegas, aún hoy, 6 años después de la denuncia citada, aunque se hayan realizado mejoras técnicas puntuales en ese periodo. Pero la insensibilidad de la Administración General del Estado y de los tribunales de justicia ha sido palmaria en este caso y digna del reproche social y democrático que expresamos en esa movilización.

Por tanto, esa batalla por la accesibilidad seguirá siendo un punto fundamental de nuestra acción reivindicativa a todos los niveles. Pero igualmente, el empleo digno de las personas con discapacidad resulta también un objetivo prioritario. Por lo cual hemos apoyado las actuaciones de CCOO en el seno de la ONCE  para demandar la concesión de la venta a las personas ciegas, que no cuenten con otro trabajo alternativo, así como la estabilidad en el empleo de aquellos vendedores con otras discapacidades, que cumplan los requisitos previstos en convenio. Todo ello, en el contexto de reclamar que la existencia, no deseable, del Canal físico complementario, CFC, al menos no suponga un condicionante impeditivo para la venta de la plantilla propia de vendedores con discapacidad de la ONCE, sometidos a una competencia desleal totalmente anómala, que no podemos aceptar.

En el desenvolvimiento de la Dirección en este último año, seguimos observando inclinaciones monolíticas que urge modificar, ya que su pervivencia implica la imposibilidad de abrir espacios a un nuevo formato de concurrencia democrática:

Nosotros consideramos que, si no hay voluntad de integrar la diferencia con respeto, y en ese aspecto el asunto del local constituye una prueba fehaciente de esa actitud, cualquier gesto de diálogo es poco creíble. Por eso insistimos aquí, públicamente, para que se dé solución a este problema y no nos sintamos excluidos de una convivencia interna, que aspiramos a que sea armónica por encima de cualquier discrepancia objetiva, incluso en cuestiones de fondo sobre la vida institucional.

Pero evidentemente, por más que el local sea para PUEDO un tema relevante, nuestra actividad asociativa seguirá viva en el próximo año. Nos sentimos parte activa del colectivo y queremos acompañar su peripecia social, con nuestras actividades diversas, pero además, con nuestra acción reivindicativa en el ámbito interno y externo. Creemos plenamente compatible este proyecto con un espacio de diálogo institucional estable y coherente y pensamos que la dirección será capaz de comprender esta sana dialéctica.

Confiamos en que un nuevo gobierno de progreso en nuestro país imprima un impulso especial a los sectores sociales más vulnerables y abra un nuevo tiempo de ilusión colectiva y de expectativas sociales innovadoras y equitativas. Aspiramos asimismo a que la ONCE forme parte activa de ese proceso, mejorando su funcionamiento democrático y su compromiso social para que las personas con discapacidad se empoderen en la defensa de sus derechos y en la lucha por una calidad de vida digna.

Con este propósito, este mensaje quiere ser también el instrumento para desear a todo el colectivo una feliz Navidad, como tiempo de compartir valores y disfrutar de lo mejor de nosotros mismos y de la gente que nos rodea. De  igual modo, apostar porque el nuevo año nos ofrezca la oportunidad de avanzar en los objetivos de libertad, igualdad y fraternidad que enmarcan una vida democrática plena para una sociedad más justa.

Fdo.: La Comisión Ejecutiva Estatal de PUEDO


VOLVER ARRIBA

Redes sociales de PUEDO Logo de Faceboock   Logo de Twitter
Puedo en twitter logo de egrupos