El combo no funciona: el nuevo juego de la once sólo vende el 60% de lo previsto por la Organización Nacional de Ciegos

El Confidencial.com – 17 de Noviembre de 2004

"¿Sabes de alguien que juegue a El Combo? ¿A que no?", se pregunta en voz alta un vendedor de la Organización Nacional de Ciegos. Esta reflexión tiene que ver con los pobres resultados que está cosechando ‘El Combo’, el nuevo juego de la ONCE que se puso en marcha el pasado 23 de octubre. A pesar de la fuerte campaña de publicidad emitida en televisión –rodada en Nueva York y con actores norteamericanos-, ‘El Combo’ no funciona. Los objetivos del actual presidente de la organización, Miguel Carballeda (en la imagen), no se están cumpliendo y las ventas de este sorteo apenas llegan al 60% de la recaudación prevista. En la ONCE, de hecho, ya están buscando una cabeza de turco.

Este juego está formado por siete bolas: seis agrupadas en forma de triángulo y una adicional, denominada Combola. Hay que seleccionar un número del 0 al 9 para cada una de las seis bolas del triángulo y uno o más números del 1 al 11 para la Combola. El juego cuesta un euro y tiene lugar los sábados. "Todo muy novedoso y a la gente le parece complicado", aseguran entre los vendedores.

Con este juego, la ONCE prevé ingresar 40 millones de euros en 2004, es decir, cuatro millones de euros por cada uno de los diez sorteos que van a tener lugar este año. Sin embargo, ninguno de los celebrados hasta el momento se ha aproximado mínimamente a esa cifra. El 23 de octubre se recaudaron 2.139.000 euros; el 30 de octubre, 2.563.173 euros; el 6 de noviembre, 2.472.593 euros; y el 13 de noviembre, 2.492.300 euros. Es decir, en números redondos, sólo se está ingresando el 60% de los 4 millones previsto.

En la ONCE confirman estos datos, aunque señalan que, "a día de hoy, todavía no es posible hacer ninguna valoración porque se trata de un sorteo nuevo que lleva poco tiempo. Necesita madurar. Además, las ventas se aceleran con los botes y todavía no se ha generado ningún gran bote. Tiene que pasar entre seis meses y un año. Algo similar le ha ocurrido a Loterías del Estado con Euromillones".

A pesar de todo, las críticas de los vendedores y de la propia organización no se han hecho esperar. Para entender estas quejas hay que remontarse unos meses atrás, al 3 de mayo de 2004, cuando el director general de la ONCE, Ángel Sánchez Canovas, elevó una moción ante el Consejo General de la organización "proponiendo la implantación de un nuevo juego activo denominado ‘El Combo’ y la aprobación de su reglamento". En dicha moción, en su página 6, se decía que "las ventas previstas para el producto durante el 2004 estarán en torno a los 40 millones de euros, es decir, por debajo de los 600 millones autorizados en el Acuerdo General de 2004".

Este punto ha servido para que algunas voces dentro del Consejo criticaran el hecho de que, teniendo el visto bueno del Gobierno hace meses (fue firmado en el Consejo de Ministros del 27 de febrero de 2004), se haya tardado tanto en sacar ‘El Combo’, perdiéndose cientos de millones en ingresos, pues tenían autorización para llegar hasta los 600 millones de euros y para haberlo puesto en marcha mucho antes. También ponen en solfa los 7,2 millones de euros que se han gastado en el lanzamiento de este nuevo sorteo "y que tan pocos frutos han dado".

En este aluvión de quejas, los vendedores también han dejado oír su voz ante la Dirección General de la ONCE por una "cuestión de discriminación". ¿El motivo? Que los 8.471 vendedores con Terminales Punto de Venta (VPT) -aparatos que emiten las participaciones en el acto y de forma automática- están ingresando una media de 154 euros por cabeza, mientras que los más de 13.000 vendedores que lo hacen mediante el cupón impreso tradicional facturan poco más de 90 euros. Así, ‘El Combo’, lejos de ser la solución que la ONCE estaba buscando para sus problemas financieros, se está convirtiendo en un quebradero de cabeza más.