EL BASTONAZO

ÓRGANO DE COMUNICACIÓN DE LA PLATAFORMA DE ENCUENTRO PARA

LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA O.N.C.E. (P.U.E.D.O) - Nº 9 FEBRERO 2006

 

Éxito de convocatoria de nuestra manifestación: PUEDO ya es una realidad social en la ONCE

El día 19 de noviembre de 2005 PUEDO se convirtió en el grupo político que permitirá a nuestra Institución volver a ser, tras la celebración de las próximas elecciones, un ejemplo de creación de empleo para ciegos y discapacitados. Los trabajadores de la ONCE y sus afiliados dijeron ¡BASTA YA! a la forma de gobernar de nuestros directivos. Fue tan importante la valentía que demostraron nuestros compañeros, que la Dirección de Unidad Progresista se vio en la necesidad de acometer toda una serie de actuaciones para enturbiar el éxito de nuestra movilización. Algunas de ellas han sido más propias de una república bananera que de una institución democrática, como veremos más adelante.

A partir del momento en que miembros de PUEDO formen parte del próximo Consejo General se dará por finalizada una etapa en la historia de la ONCE que preocupa tanto a U.P. como a la Dirección de Alternativa Social, quienes, al ver que peligran sus actuales privilegios, se apresuraron a firmar un documento contra PUEDO -en los cuatro territorios donde ambos grupos tienen representación- con la finalidad de evitar que cambie la situación. Su principal ataque se basa en culpar a PUEDO por denunciar lo que ocurre con nuestra Institución y con el Cupón. A Mario Loreto, a Carballeda y a todos sus acólitos les resulta más sencillo culpar al mensajero que reconocer su propio juego sucio. En uno de sus muchos puntos dicen: "Desde Unidad Progresista y Alternativa Social, siempre hemos trabajado para los afiliados a quienes representamos, y siempre lo hemos hecho con la máxima seriedad y dedicación, con el afán único de cumplir nuestros compromisos con un colectivo que ha depositado su confianza en nosotros". Más adelante hablan de su honradez y lealtad para con los afiliados y trabajadores, y aseguran que como tales quieren protegerlos. ¿Cómo? ¿Esquilmando el patrimonio; contratando familiares "a dedo"; haciendo juegos que van en con tra de nuestro público; firmando nocivos Convenios Colectivos; ocultando información a los trabajadores; etc .?

Además de comprobar los compañeros de media España que asistieron a la manifestación que ya somos muchos los que pensamos igual, este acto fue el de afirmación también ante los medios de comunicación, pues si bien no se reflejó en ese momento una importante repercusión en prensa, unas semanas después, en una rueda de prensa ofrecida por Miguel Durán, Inocencio Rial, Ricardo Gayol e Iñigo Zunzunegui -con motivo de la presentación de los presupuestos anuales del Consejo General- asistieron a la misma catorce medios de comunicación escritos, haciéndose eco de nuestro comunicado el periódico de internet www. periodistadigital.com, El País, los periódicos económicos Expansión, Cinco Días y La Gaceta de los Negocios, El Mundo, El Periódico de Cataluña y la agencia Europa Press. El mismo día 13 de diciembre, los compañeros de PUEDO en Galicia convocaron con notable éxito otra rueda de prensa, viéndose reflejadas sus propuestas en el Diario de Pontevedra, en El Faro de Vigo y en La Voz de Galicia, entre otros.

Desde El Bastonazo queremos felicitar a todos los compañeros, tanto de PUEDO como de otros grupos y sindicatos que, sin ser estar afiliados a nuestra plataforma, se sumaron a nuestra protesta porque también desean un cambio. Gracias a quienes se desplazaron desde Barcelona, Valencia, Alicante, Murcia, Palma de Mallorca, Almería, Málaga, Huelva, Sevilla, Córdoba, Cádiz, Badajoz, Salamanca, Toledo, Valladolid, Galicia, Asturias, Bilbao y Madrid por demostrar un gran civismo en la marcha que tuvo lugar desde la calle Prim hasta la Puerta del Sol, donde la vocal del grupo musical Baraunda, Helena de Alfonso, presentó a representantes de PUEDO, de toda la geografía española, que expresaron sus opiniones y esperanzas en el escenario montado en la emblemática plaza madrileña.

 

UNA DE "PELOTAZOS": LA FINCA EL RIO

En El Bastonazo de noviembre de 2003 acusamos a la Dirección de la ONCE de despatrimonializar nuestra Institución mediante la venta de empresas, entre ellas, una finca de 3980 hectáreas en Extremadura, donde trabajaban decenas de discapacitados. Como nuestra Dirección necesitaba dinero para ocultar la situación económica, la vendieron deprisa y "a hurtadillas", por 3.500 millones de pesetas, a la firma de Madrid CCF 21 NEGOCIOS INMOBILIARIOS, S.A. quienes, tras invertir escasamente otros 500 millones de pesetas en la puesta en marcha de 400 hectáreas de olivar con regadío, la vendieron en verano de 2005 por 8.000 millones de pesetas a la firma gallega PUERTA DE EUROPA DE INVERSIONES, S.A.

Curiosamente, a quien la ONCE encomendó vender esta finca fue a D. José Luis Martínez Donoso, el mismo que se encargó desde Fundosa Grupo de pagar la fiesta del Congreso Estatal de UNIDAD PROGRESISTA en el mes de junio de 2005.

¿Es que el Sr. Martínez Donoso no sabía lo que vendía? Desde luego que sí, ya que durante los dos últimos años fue Consejero Delegado de la finca D. Patricio Cárceles, quien ascendió al salir de la misma a Director de Granada y, en menos de dos años, a su puesto actual de Delegado Territorial de Andalucía. Los dos conocían el potencial de esa finca, pues, aparte de los terrenos, se vendió también la ganadería existente, y además de las granjas de cerdos ibéricos y de corderos existía un rebaño de 6.000 ovejas, así como varias granjas con un total de 26.000 gallinas ponedoras. Esta es la clase de gestión que se permite y se practica desde el Consejo General: se facilitan negocios millonarios a otros y los actores de estas operaciones son "ascendidos a los altares" mientras hacen desaparecer nuestro patrimonio.

 

MARIO LORETO, POR FAVOR, ¡BASTA YA!

Todos pensamos que la ONCE es una gran familia. Lo cierto es que, al menos, podemos afirmar que es de unas pocas familias (algunas de ellas muy grandes, por cierto).

En su día aclaramos que la Defensora del Afiliado, Aurelia Millán, tenía un hermano casado con la hermana de la esposa de Mario. El hermano trabajaba de ordenanza en la Delegación de Toledo, y la hermana de la esposa de Mario Loreto Sanz era Inspectora en la misma Delegación. Con el tiempo, José Luis Millán ascendió a Administrativo (no dudaremos, no obstante, de sus méritos). Su esposa, Mercedes Salanova, por otro lado, se halla en situación de baja laboral desde el 10 de noviembre de 2004 (tampoco vamos a entrometernos en su larga enfermedad, ya que, además, ella no se ve afectada por el Convenio que firmaron sus amigos Feliciano Monje y Carballeda).

En definitiva, con tanto lío de familia, lo que no es aceptable es que a finales de 2005 hayan ascendido al hermano de la Defensora de los Afiliados a Especialista de Ventas.

Creemos que la ONCE y en especial los vendedores se merecen personas más serias.

 

SECRETARIA GENERAL DE U.P: EL GRAN DEPARTAMENTO DE FALSEDADES DE LA ONCE

Durante los años 2004 y 2005 Andrés Ramos puso todo su empeño, por un lado, en afirmar que la ONCE iba fenomenal y, por otro, en divulgar que desde PUEDO sólo sabíamos mandar mensajes catastrofistas. La verdad es bien distinta, y el pasado mes de diciembre, el propio Presidente, Miguel Carballeda, tuvo que desmentirle y reconocer que en 2005 se habían producido pérdidas por valor de 74,8 millones de euros. No obstante, no consideramos ahora previsible que el Sr. Ramos pida perdón por sus engaños y renuncie a los 11.000 euros mensuales procedentes de nuestro Cupón que D. Mario Loreto Sanz le paga.

Ante el éxito de la manifestación que convocó PUEDO, el tándem Mario Loreto y Andrés Ramos decidió confeccionar un escandaloso dossier-documento que, bajo la tapadera de Unidad Progresista- Agrupación de Madrid, iría al resto de España bajo la cobertura de Secretaría General de U.P. En un principio fue confeccionado para tratar de desmotivar a la mayor cantidad de compañeros posibles para que no acudieran a la manifestación; pero, al saber del éxito de la misma, decidieron remitir el documento también por correo a todos los domicilios, pues, como UP no paga gastos de correo, no tiene problemas para inundarnos con sus embustes impresas en tinta.

Como curiosidad, mencionaremos que el día 17 de noviembre del pasado 2005, en el Colegio Antonio Vicente Mosquete, compañeros de PUEDO repartieron una nota informativa para convocar a la manifestación. Mientras tanto, afiliados de UP hacían lo mismo con su "escrito para todos los afiliados, trabajadores y pensionistas de la ONCE y de su Fundación". La confección del comunicado que repartían ha costado miles de euros a nuestra Institución, siendo éste un escrito que sólo puede ser confeccionado por un grupo de personas faltas de escrúpulos que se escudan en unas siglas como las de UP para no verse ante los Juzgados.

Controvertida fue también, en su día, la publicación de la revista Capital, cuando descubrió que Mario Loreto Sanz tenía contratados como vendedores a dos sobrinos carnales sin ningún tipo de discapacidad. Se le ocurrió, entonces, la brillante idea de desmentirlo y decir que los certificados estaban a disposición de quien los requiriese en la sede de UP. Nadie osó, entonces, comprobar si Mario Loreto Sanz mentía o no. Por ello, cuando denunciamos y demostramos en El Bastonazo nº 8 que los Congresos de UP se pagaban con dinero de la Fundación, decidieron tornar al mismo cuento y, tras desmentir lo imposible, optaron por decir en el anteriormente referido dossier- documento que las facturas del Congreso de 18 de junio de 2005 estaban en UP, a disposición de todos. En esta ocasión sí hubo quien reclamó la documentación: Miguel Calleja y Carlos Peral, miembros de PUEDO en Madrid, quienes en varias ocasiones se personaron en busca de las facturas que supuestamente estaban a disposición de quien las solicitase. Como no podía ser de otra manera, en UP siempre argumentaron que el ordenador estaba estropeado (es obvio el porqué: no podían enseñar lo que no tenían).

Podríamos seguir desmintiendo muchas de las acusaciones que estos personajes se inventan; pero no disponemos ni de espacio, ni de tiempo que perder para jugar su juego.

A propósito, queremos aprovechar esta nota para aclarar, en nombre de Miguel Durán, que no es propietario de ninguna máquina tragaperra, ni a título personal ni a través de sociedad alguna. Aclaramos esto porque parece ser que no se cansan de recitar las mismas invenciones: incluso UP-Barcelona se atrevió a decir que tenía 150 máquinas.

 

OTRO DESASTRE ANUAL

Kepa Conde Zabala

Jefe de Prensa de la ONCE (1987-1995)

Annual es una localidad de Marruecos que denomina el gran desastre de las tropas españolas a manos de los rifeños de Abd el Krim, en julio de 1921, una tragedia que además sería preludio de importantes cambios políticos, dictaduras y caídas de la monarquía de por medio. Y otro gran desastre anual ha sido el balance de la ONCE en 2005, aunque el presidente Miguel Carballeda ya fuera aireando el desaguisado de gestión meses antes hasta lograr de manos del Gobierno Zapatero (¿o es Caldera?) una lotería instantánea y el más difícil todavía: que Loterías y Apuestas del Estado (LAE), siempre el gran rival, afloje de su bolsillo la diferencia entre lo que la ONCE presupueste y luego venda.

Éste es el futuro inmediato de las finanzas de la Organización Nacional de Ciegos, una lotería presorteada que a buen seguro competirá con el Cupón, y un mecenas, el LAE, que apoquine la pasta para compensar los previsibles y presupuestados números rojos.

¡Qué tiempos aquellos en los que los ciegos eran reconocidos como gestores de primera línea! Aquella filosofía del cieguismo que tanto proliferó en la década de los ochenta y noventa, y de la que Mario Loreto Sanz Robles fue uno de los apóstoles, queda después de esto sólo para las elecciones internas.

La ONCE de hoy, en definitiva, es menos autónoma y más dependiente de su tutor. Se ha rozado el esperpento, pero, como ya es norma en la casa, nadie se hace responsable de ello.

Patético

Víspera de Santa Lucía. El día de la presentación de las cuentas de la ONCE, CEOSA y la Fundación ONCE fue una de las más nefastas ruedas de prensa a las que he asistido. Y lo digo con pena, pues en la sede del Consejo General pude observar cómo le dejaron al director general Ángel Sánchez bien solito explicar lo injustificable.

¿Cuál fue el mensaje en la presentación del peor balance económico de las últimas décadas? Un mensaje de pesimismo y victimismo que los medios de comunicación, en su papel de intermediarios, transmitieron con fidelidad y que concluía con un impersonal culpable: los botes de las loterías primitivas, especialmente Euromillones, el maná que el Gobierno no soltó.

Pesimismo y victimismo dirigidos a los trabajadores y afiliados, a los discapacitados y sus familias, a la opinión pública en general. ¡Ni en el Apocalipsis!

Fue un acto tan patético, que la primera víctima fue el señor Sánchez, devorado por un par de preguntas sin malicia (sobreemisión: "Ahora el Cupón toca más que antes") mientras los primeros responsables del caos, Mario Loreto Sanz Robles y su delfín Andrés Ramos ponían cara de póquer como si con ellos no fuera la cosa. Ni una palabra salió de su boca tan siquiera para insuflar ánimo a la sufrida plantilla de vendedores, a los trabajadores en general. Sólo les faltó silbar y mirar para otro lado.

Lo Nunca Visto

Preferible es tener la moral del Alcoyano porque en este negocio el juego es un producto muy frágil, y cuando dependes de él precisa de una buena imagen para que el cliente compre. Fue una presentación tan negativa, y no sólo por los números contables y los porcentajes, sino de espíritu, que alguno salió de allí pensado que todo había sido preparado de esa manera, como si el Gobierno les hubiera pedido unas gotas de pesimismo para contentar a no se sabe quién o por qué. Ya, y Mario comentando en voz baja: Je, je, les hemos engañado, eh, hemos puesto cara de entierro y se lo han creído. Hala, chicos, ya hemos cumplido, hasta el año que viene.

Un doble error de gestión y de imagen, pues, y un daño difícil de reparar sea cual fuere el motivo de mostrar la cara más tétrica en ese espejo que es la principal rueda de prensa del año: con el mensaje del presente más perdido que nunca y el futuro más impredecible de siempre; nadie en la ONCE se merecía una representación tan funesta. Ni un atisbo de luz al final del negro túnel por el que circula un Cupón sin chispa al que parecen dejar en dolorosa agonía.

Expresiones como entusiasmo, optimismo, fe en un proyecto de futuro, nada del otro jueves por cierto pues es lo que anuncian los directivos de sus empresas, hace tiempo que no figuran en el vocabulario de los responsables de la ONCE.

Tras el desastre de Annual, la investigación oficial de los hechos se plasmó en el llamado informe Picasso. El rey Alfonso XIII salió muy mal parado y sus conclusiones fueron devastadoras, pero no llegaron a conocimiento general porque el general Primo de Rivera dio el golpe de Estado en 1923. Cuidadín.

 

LA BRILLANTE GESTION DEL CONSEJO GENERAL:

INVENCIONES ACERCA DE LAS CUENTAS ANUALES DE LA ONCE

Desde PUEDO vamos a exigir que las ayudas del Gobierno se destinen a retribuir a todos los vendedores que hayan visto disminuir sus ingresos por la permanente manipulación que, desde el Consejo General, se hace del Cupón. Vamos a reivindicar también que todos los trabajadores vean incrementado sus ingresos como mínimo con el IPC.

El periódico económico Expansión titulaba el pasado 13 de diciembre: "La ONCE pierde 74 millones en 2005 debido a la caída del 10% en sus ventas". El titular de El Periódico de Cataluña fue más rotundo: "La ONCE sufre pérdidas por primera vez en sus 67 años".

Estos titulares tuvieron su origen en la rueda de prensa que Mario Loreto, Andrés Ramos, Miguel Carballeda, Ángel Sánchez y Carlos Rubén dieron el pasado 12 de Diciembre en el Consejo General con motivo de la presentación de los resultados de los años 2004, 2005 y los presupuestos para 2006.

Explicar con detenimiento en este ejemplar de El Bastonazo los presupuestos para el próximo año es una pérdida de tiempo, pues todos los años inventan cifras para cuadrar las cuentas según lo que interese transmitir a la sociedad. No obstante, REPETIMOS LO DICHO: ¡LOS MIEMBROS DEL CONSEJO GENERAL FALSEAN LA INFORMACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS DE LA ONCE!

Los datos que recabamos en PUEDO nos los facilitaron periodistas presentes en la rueda de prensa del Consejo General, pues a dos miembros de PUEDO, afiliados a la ONCE, presentados y perfectamente identificados como redactor y fotógrafo de EL BASTONAZO, se les prohibió la entrada alegando que no eran "prensa oficial". ¡Curiosa forma de "canto a la libertad" la interpretada por nuestros dirigentes!

 

Explicación de las cuentas anuales

Recordaréis que el día 16 de diciembre de 2004, en la presentación de las cuentas anuales y del presupuesto para 2005, el Consejo General presentó unos beneficios de 66,2 millones de euros. Así mismo, vaticinaron una tendencia alegremente alcista para 2005 con los beneficios que se obtendrían con El Combo. Los previsibles resultados para 2005 fueron, en exceso, optimistas. A pesar de que El Combo apenas facturaba entonces dos millones de euros semanales, aplicaron una media para todo el año de cinco millones de euros por semana, y así consiguieron unas ventas de 265 millones de euros. Como todavía no les cuadraban las cuentas, aplicaron otra partida de 185 millones de euros procedentes de la lotería instantánea... Pero, si todavía no estaba aprobada, ¿cómo se atrevieron a incluirla? Por su lado, la Dirección General confeccionó un informe criticando la forma de gestión de la ONCE durante la última década y pronosticando una caída de ventas con respecto al año 2004 de más de 200 millones de euros. El Consejo decidió hacer caso omiso del informe y anunció que se vendería un total de 2701 millones de euros. Un año después, exactamente el día 12 de diciembre de 2005, nuestro Consejo General tuvo que reconocer unas ventas de 2020 millones de euros (exactamente 681 millones menos); y, en lugar de los 66,2 millones de beneficio pronosticado, se han visto obligados a admitir pérdidas millonarias. En cualquier empresa o institución seria, tanto fallo de diagnóstico supondría la dimisión de alguien; en nuestro caso, ¿dónde van a ir nuestros gestores sin sus millonarios sueldos, sus conductores, sus sobresueldos, etc.?

Para el año 2006, el Consejo General ha pronosticado unos beneficios de 61,1 millones de euros. Tienen previsto incrementar los gastos en servicios sociales, aumentar las ayudas a través de subvenciones solidarias con otras discapacidades, etc. Lo que no explican es de dónde van a sacar el dinero para ello..., así que todos a apretarse el cinturón (el nuestro, está claro).

Hemos comenzado esta información reclamando que las ayudas que se reciban del Estado deben ir para los trabajadores. El Consejo General, en la última sesión ordinaria celebrada el mismo día 12, decía en la moción 1.5 -presentada por el Presidente y los tres Vicepresidentes- que el Consejo General aprobaba solicitar una subvención correspondiente a 2004 que ascendía a 22,58 millones de euros. Confiemos que esta subvención sirva para algo más que para cubrir los agujeros que va dejando su calamitosa gestión.

Recordaréis que el día 16 de diciembre de 2004, en la presentación de las cuentas anuales y del presupuesto para 2005, el Consejo General presentó unos beneficios de 66,2 millones de euros. Así mismo, vaticinaron una tendencia alegremente alcista para 2005 con los beneficios que se obtendrían con El Combo. Los previsibles resultados para 2005 fueron, en exceso, optimistas. A pesar de que El Combo apenas facturaba entonces dos millones de euros semanales, aplicaron una media para todo el año de cinco millones de euros por semana, y así consiguieron unas ventas de 265 millones de euros. Como todavía no les cuadraban las cuentas, aplicaron otra partida de 185 millones de euros procedentes de la lotería instantánea... Pero, si todavía no estaba aprobada, ¿cómo se atrevieron a incluirla? Por su lado, la Dirección General confeccionó un informe criticando la forma de gestión de la ONCE durante la última década y pronosticando una caída de ventas con respecto al año 2004 de más de 200 millones de euros. El Consejo decidió hacer caso omiso del informe y anunció que se vendería un total de 2701 millones de euros. Un año después, exactamente el día 12 de diciembre de 2005, nuestro Consejo General tuvo que reconocer unas ventas de 2020 millones de euros (exactamente 681 millones menos); y, en lugar de los 66,2 millones de beneficio pronosticado, se han visto obligados a admitir pérdidas millonarias. En cualquier empresa o institución seria, tanto fallo de diagnóstico supondría la dimisión de alguien; en nuestro caso, ¿dónde van a ir nuestros gestores sin sus millonarios sueldos, sus conductores, sus sobresueldos, etc.?

Para el año 2006, el Consejo General ha pronosticado unos beneficios de 61,1 millones de euros. Tienen previsto incrementar los gastos en servicios sociales, aumentar las ayudas a través de subvenciones solidarias con otras discapacidades, etc. Lo que no explican es de dónde van a sacar el dinero para ello..., así que todos a apretarse el cinturón (el nuestro, está claro).

Hemos comenzado esta información reclamando que las ayudas que se reciban del Estado deben ir para los trabajadores. El Consejo General, en la última sesión ordinaria celebrada el mismo día 12, decía en la moción 1.5 -presentada por el Presidente y los tres Vicepresidentes- que el Consejo General aprobaba solicitar una subvención correspondiente a 2004 que ascendía a 22,58 millones de euros. Confiemos que esta subvención sirva para algo más que para cubrir los agujeros que va dejando su calamitosa gestión.

 

¿Y QUE HACE LA OPOSICION ANTE ESTA SITUACION?

Nada. Bueno, algo sí hace. Un mes antes, conocedores del desastre que todos ellos están provocando, celebraron un almuerzo en el restaurante El Foro (propiedad de UP, pero gestionado por una empresa de Mario Loreto Sanz). Tras el almuerzo, al que invitaron a las asociaciones que forman parte de la gloriosa Plataforma en Defensa del Cupón de la

ONCE, decidieron estampar su firma en un acuerdo D. Feliciano Monje, D. Andrés Ramos, D. Jesús María Eguino y D. Alberto Astarloa, entre otros, para atacar a Miguel Durán y a aquellos que insistimos en advertir cosas como que emitir durante los domingos de estos meses atrás 90 series para vender sólo 17 es un auténtico despropósito, además de suponer un fraude para el cliente (como dato, apuntaremos que el pasado mes de diciembre de 2005, de 23 sorteos que hubo en 13 de ellos el cupón premiado no llegó al público).

Uno de los puntos del acuerdo firmado dice que "se utilizarán los medios necesarios encaminados a preservar la honorabilidad de la ONCE". Lástima que no inviten a PUEDO a un almuerzo como ése, pues aprovecharíamos para pedir dimisiones por los sobresueldos de FUDICECO; por inventarse ganadores del cupón; por recibir relojes y viajes por parte de asociaciones inexistentes; por celebrar fiestas y Congresos (como hace UP) con dinero destinado a la creación de empleo de la Fundación y que ocultan mediante facturas falsas; y un largo, larguísimo, etcétera.... De malversación de fondos de la ONCE y los discapacitados.

 

CÓMO COBRAR MILLONADAS POR NO HACER NADA

Tenemos una estructura sobredimensionada de tal forma que cualquier observador externo que conociera los cargos existentes en nuestra Institución pensaría que la ONCE es la empresa con mayor número de expertos en materia de juego del mundo. La realidad es muy distinta: tenemos una estructura de departamentos inútiles creados desde el Consejo General, incapaces de sacar un producto exitoso a la calle (ahora quitan premios, luego los ponen, ahora ponen reintegros, después los quitan, ahora me invento un combo, a los meses lo modifico, ahora...).

Ya en su día denunciamos que Miguel Prieto estaba cobrando una millonada por no hacer nada en un despacho sito en la calle Velásquez, nº 24 de Madrid, apartado de su cargo de Director General Adjunto y castigado tras la celebración del sorteo extraordinario de septiembre de 2002, en el cual se emitieron 200 series y sólo se sacaron a la venta 150, teniendo la mala suerte de que tocó la serie nº 162. Estuvo dos años aburrido, dedicándose a visitar todos los días el VIPS situado frente al Consejo General, y cuando trasladaron las oficinas de Velázquez a la calle Almansa (Comunicación e Internacional) también fuimos testigos de cómo sirvió de correveidile a Mario Loreto Sanz y a Carballeda, contándoles lo que ellos no sabían del personal que allí trabajaba. Recientemente le han trasladado a la Carrera de San Jerónimo, cerca de la Calle Prado, donde trabaja su esposa. Ahora está buscando formas alternativas de venta del Cupón a través de gasolineras y otros nuevos puntos de venta.

Desde El Bastonazo nos preguntamos, ¿para qué sirve la firma TOTAL GAMING SYSTEMS, S.A., participada a partes iguales por la ONCE, Corporación ONCE y Fundosa Grupo, cuando todos los años tenemos que pagar desde la ONCE más de cien millones de las antiguas pesetas para su mantenimiento? En el año 2003, que fue el último año que presentaron datos oficiales, TOTAL GAMING SYSTEMS, S.A. facturó a la ONCE por asesoramiento 794.235 euros.

&#

Al menos, su Presidente, Ángel Sánchez Cánovas (hasta noviembre de 2003 fue Mario Loreto Sanz), debiera informar a todos los trabajadores que desde el año 2002 tenemos a través de esta sociedad el 71,1% del capital de la mercantil ISAB IDEEELLA SPEL AB, en Estocolmo (Suecia), dedicada a la venta y distribución de loterías y juegos de azar. Debiera indicar también que desde el 15 de septiembre de 2003 participamos en la sociedad SPELPARKEN I SVERIGE AB, también de Suecia. Esta firma centra su actividad en la administración de juegos de azar y loterías, a través, principalmente, de plataformas digitales.

¿Por qué no nos informan acerca de la experiencia que TOTAL GAMING SYSTEMS (TGS) va adquiriendo en Suecia? ¿O es que sólo tienen derecho a conocerla Ángel Sánchez y los empleados de TGS?

P.U.E.D.O. no para

El pasado 14 de Enero PUEDO se celebró en A Coruña una Asamblea con los compañeros de Galicia, asistiendo, por parte de la Gestora Estatal, Miguel Durán e Inocencio Rial, junto con Carlos Peral (miembro del Comité de Madrid), quien quiso agradecer "a los gallegos" la asistencia a la manifestación del 19 de noviembre de 2005. Allí mismo se confirmó que día 4 de marzo se celebrará una Asamblea en Vigo. El siguiente sábado, día 21 de enero, los responsables regionales de PUEDO decidieron en Madrid que el fin de semana del 1 y 2 de Abril se celebrará el I Congreso Estatal, que servirá para debatir el programa electoral, revisar los Estatutos y aprobar los documentos organizativos y de estrategia, además de preparar la maquinaria para afrontar las próximas elecciones a Consejos General y Territoriales que, sin duda, se adelantarán a este año.

Así mismo, el sábado 11 de febrero se celebró en Sevilla una Asamblea con miembros de toda Andalucía. Agradecemos a los compañeros andaluces su apoyo, gracias a los cuales, se consiguió un éxito en la convocatoria.

 

PUEDO Opinar

El Sindicato

Un trabajador de la Dirección General quiere transmitirnos la tristeza que siente al comprobar cómo los rumores de cambio en el sindicato UTO-UGT, que estaban corriendo en los últimos meses y que apuntaban a un cambio de Feliciano Monje por D. Eusebio Crespo, no se han producido finalmente. A su entender, es una oportunidad perdida para limpiar la imagen del sindicato y darle una esperanza a la democracia, de la que tan necesitada se encuentra actualmente nuestra Institución. Es muy lamentable que a pesar de todas las denuncias que se han ido realizando a lo largo de estos años y que apuntan al señor Feliciano Monje, desde el sindicato no se haya querido hacer una autocrítica y demostrar que se está apoyando a los trabajadores, más aún, después de firmar el último Convenio Colectivo.

Los avales en las elecciones de la ONCE

El afiliado, B. J., plantea que, en lugar de eliminar los avales, se suprima la eliminación de avales por duplicidad, ya que "esto preservaría el respeto al secreto del voto, que con el aval, tal y como está implantado, en mi opinión, se viola. Esto sería suficiente para concurrir al proceso electoral, pues, de lo contrario, no se garantiza tan siquiera la libre concurrencia pues es muy difícil, si nuestro Jefe de Ventas o un directivo nos pide el aval para U.P., atreverse a decirle que no."

Viva la Visa Oro

La ONCE va a patrocinar con 12.000 euros el premio Fermín Salvoechea, con motivo de los carnavales de Cádiz, en los que se premiará a la chirigota más original con respecto al tema de "la solidaridad". "La gran final se realiza en un hotel de cinco estrellas, donde los ganadores interpretan su repertorio. Por supuesto que este evento-cena no está al alcance de cualquiera. En las trece ediciones pasadas, que yo sepa, no he visto a ningún vendedor que haya podido disfrutar de este tema. Es más, sospecho que el 99% de los vendedores ni lo saben ni lo conocen. Así se "tira" el dinero del cupón".

Francisco Sánchez

Afiliado de Cádiz

Vivan los grandes sueldos en época de crisis

Desde el Consejo General de la ONCE nos indican que no entienden para que sirve la empresa especialista en juegos de azar Total Gaming Systems S.A., donde existen empleados que no aparecen por las oficinas; y el Director General, D. Emilio Manso, cobra al año 235.690 euros (casi 40 millones de las antiguas pesetas).

Las esposas de los delegados

Desde Almería denuncia un trabajador que el Delegado, D. Antonio Cebollada, ha estado durante años contratando a su hijo mientras había personal de la plantilla sin actividad. El último contrato lo tuvo a través de V2, Gestión de Empleo Temporal, finalizando su contrato el 30 de septiembre de 2005, ya que decidió irse a estudiar a Valencia. El día 1 de octubre, D. Antonio Cebollada decidió contratar como conductor a su esposa, Dª Dolores Niza, a través de V2. No se sabe qué cobra al mes, pues se le paga el sueldo por mediación de V2; pero prueba del caciquismo que se vive en Almería es que mientras Dª Dolores estaba de vacaciones en Valencia, a D. Antonio se le fue a buscar el día 3 de enero a Murcia (venía en tren desde Valencia) y se le llevó de nuevo a Lorca el día 5, para que allí cogiera otro tren a Valencia. Estos viajes se han efectuado con coche oficial y pagando horas extras.

 

Los servicios sociales de la ONCE, entre el fraude y la esperanza

Ricardo Gayol

Secretario de Acción Política de PUEDO

Los servicios como prioridad política

Los debates políticos se centran frecuentemente en aspectos económicos y comerciales, en cuestiones laborales o de gestión y en materia de corrupción política o económica. Pero casi nadie se para a pensar que la función social de la ONCE, aunque nada ajena a los asuntos citados anteriormente, tiene por sí misma un interés fundamental para apuntalar el futuro de la Institución.

Por tanto, desde la oposición política que PUEDO encarna, urge hacer valer esa prioridad para alcanzar un equilibrio programático siempre difícil en la ONCE PERO IMPRESCINDIBLE CARA AL FUTURO.

La democratización como elemento envolvente de todas las políticas

Es indudable que en la actual coyuntura interna toda la dialéctica política pasa en primer lugar por la recuperación de la normalidad democrática, eso quiere decir elecciones limpias como condición sine qua non para abrir una nueva etapa, pero también convivencia en libertad e igualdad de oportunidades en el seno de la Entidad.

En este sentido no se pueden buscar subterfugios, o hay un cambio democrático o nada funcionará con garantías. Recordemos que el éxito comercial y el despegue social que definieron la modernización de la ONCE fueron consecuencia directa de su democratización y, por ello si no aprendemos esta lección de la propia historia reciente desviaremos el camino de nuestra apuesta política.

La suficiencia en la prestación de servicios

El gran reto de las políticas sociales consiste en lograr una suficiencia en la atención a los ciudadanos que asegure los derechos sociales y una calidad de vida adecuada.

Históricamente la once siempre contó con una ventaja clara sobre las administraciones precisamente por su capacidad de cobertura especializada y completa.

Aunque ha mejorado sustancialmente la amplitud y calidad de los servicios sociales en todo el Estado no resulta posible prescindir de la ONCE en la atención de las personas ciegas y deficientes visuales, si bien existen campos de colaboración practicables en algunos aspectos generales de la atención social.

Pero para dar viabilidad a este modelo de prestación de servicios es necesario que la ONCE mantenga su capacidad suficiente de cobertura, extremo que hoy está en serio riesgo por los recortes presupuestarios derivados de la crisis económica y comercial, pero también por la falta de criterio y de voluntad política de la Dirección en una materia crucial para justificar la pervivencia de la ONCE.

Balance de 20 años

Fue en 1985 cuando con la aprobación de las nuevas estructuras central y territorial de la ONCE comenzaba la articulación de la red de servicios combinando los dispositivos ya existentes con nuevos centros y con una red territorial que se fue implantando por fases tanto en su extensión geográfica como en su cobertura profesional. Para 1988 año del cincuentenario de la ONCE estuvo completada la red sistemática de servicios.

Pero los cambios políticos posteriores resultaron decisivos para el desarrollo de esa red.

Aunque el Plan de Actuación de la ONCE para el periodo 87/90 supuso un salto fundamental para implementar una política de servicios avanzada y suficiente la década de los 90 no confirmó la tendencia. Primero se operó un estancamiento evidente, daba la impresión de que se había tocado techo en la prestación de servicios, cuando únicamente se habían puesto las bases para un modelo de atención adecuado a la capacidad organizativa de la ONCE y a la demanda social a cubrir en similitud con los países más desarrollados en esa materia.

Asistimos entonces a un cambio de orientación donde la imagen social prevalecía sobre la eficacia y en la que los datos cuantitativos desbancaban a la exigencia de calidad y de adecuación a las nuevas necesidades.

Pero como siempre ocurre el estancamiento es el primer indicio del retroceso. Hoy los servicios se han deteriorado no sólo como proyecto sino también como instrumento de atención.

La profunda desmotivación de los profesionales es la primera piedra de toque clave para definir esta situación, unida al propio deterioro de la red y a la falta de sensibilidad social de la Dirección.

Tendencias peligrosas del actual modelo

La situación actual nos muestra rasgos muy preocupantes cara a la reconstrucción del modelo social de la ONCE.

A. Burocratización frente a atención social: la aparente tecnificación concluye en una especie de sistematización insustancial que además de ineficaz resulta impermeable a la singularidad de la demanda y por ende a las verdaderas necesidades sociales.

Si la atención no es el primer requisito estamos desajustando un modelo cuya principal virtud es la especificidad del servicio.

B. Imagen frente a promoción humana y social: es el desarrollo personal del individuo el objeto inmediato de la atención y aunque nada obsta para que esa prestación se conozca, difunda y valore públicamente ante todo hay que cuidar ese proceso normalizador sin que el éxito nos agobie más que la satisfacción de la necesidad a atender.

C. Captación política frente a integración social: los servicios sociales son la cantera más barata del régimen Político de UP.

Los nuevos afiliados son el bocado más sabroso aunque se turbe gravemente su acogida social. El descuelgue de los dispositivos sociales respecto de la interferencia política resulta distorsionante y vulnera los principios de una intervención social coherente.

Pero el voto cautivo que el régimen se cobra de esos afiliados, así como de las actividades dirigidas a mayores o a jóvenes son el vivero de la fuerza electoral del grupo gobernante, sin olvidar la utilización de los plurideficientes. Pero esto no es un tratado de prácticas electorales, solo lo cito como elemento vergonzante de una política social que en vez de estar dirigida a la integración tiene su punto de mira en el mantenimiento de un gueto muy goloso para las perspectivas electorales del grupo dominante.

Algunas claves para la esperanza

Creemos que es posible reconstruir este proyecto, aunque la dinámica existente y los vicios adquiridos sean un obstáculo importante.

La primera premisa sería volver al criterio de profesionalidad absolutamente desmontado en la actualidad. Tanto la cobertura de los puestos técnicos como incluso la de los mandos intermedios requieren concurrencia adecuada y una verificación de idoneidad y competencia ineludible. Aunque se trate de la asignación de puestos a afiliados no cabe saltarse los criterios básicos de capacitación para cada función técnica o responsabilidad de gestión.

En otro plano, nos hallamos en un momento singular de la consolidación del sistema público de servicios sociales con la aparición de las leyes de servicios sociales de segunda generación en las comunidades autónomas que vienen a ser la espina dorsal de un sistema que tiene escasas referencias legales en el ámbito estatal.

Parece muy conveniente que la ONCE se plantee la posibilidad de homologar su prestación de servicios en cada ámbito territorial y avanzar en la suscripción de convenios al modo en que se actuó en su día en materia educativa. Eso contribuiría a asegurar su especialización y mejorar su coordinación con las administraciones públicas lo que sin duda acabaría favoreciendo la suficiencia en la atención a nuestro colectivo y una cierta corresponsabilidad presupuestaria interesante de cara al futuro siempre que NO signifique evasión de responsabilidades.

Nuevos retos sociales

Vivimos una etapa de nuevas iniciativas que modificarán considerablemente el panorama social en el Estado Español.

Amén de la incidencia de las reformas estatutarias la nueva Ley de la dependencia, la integración social de los inmigrantes, la reforma educativa, la implantación de las rentas mínimas, etc. Nos obligan a resituar nuestra posición institucional y a adecuar nuestro modelo de prestación de servicios con apertura de miras pero también con un análisis riguroso de nuestro papel en la sociedad española.

Si somos capaces de superar la actual coyuntura de desplome, no cabe duda que remontaremos la crisis y daremos paso a una renovación exitosa aunque sea menos espectacular que en el pasado y quizá mejor así.

Los servicios como prioridad política

Los debates políticos se centran frecuentemente en aspectos económicos y comerciales, en cuestiones laborales o de gestión y en materia de corrupción política o económica. Pero casi nadie se para a pensar que la función social de la ONCE, aunque nada ajena a los asuntos citados anteriormente, tiene por sí misma un interés fundamental para apuntalar el futuro de la Institución.

Por tanto, desde la oposición política que PUEDO encarna, urge hacer valer esa prioridad para alcanzar un equilibrio programático siempre difícil en la ONCE PERO IMPRESCINDIBLE CARA AL FUTURO.

La democratización como elemento envolvente de todas las políticas

Es indudable que en la actual coyuntura interna toda la dialéctica política pasa en primer lugar por la recuperación de la normalidad democrática, eso quiere decir elecciones limpias como condición sine qua non para abrir una nueva etapa, pero también convivencia en libertad e igualdad de oportunidades en el seno de la Entidad.

En este sentido no se pueden buscar subterfugios, o hay un cambio democrático o nada funcionará con garantías. Recordemos que el éxito comercial y el despegue social que definieron la modernización de la ONCE fueron consecuencia directa de su democratización y, por ello si no aprendemos esta lección de la propia historia reciente desviaremos el camino de nuestra apuesta política.

La suficiencia en la prestación de servicios

El gran reto de las políticas sociales consiste en lograr una suficiencia en la atención a los ciudadanos que asegure los derechos sociales y una calidad de vida adecuada.

Históricamente la once siempre contó con una ventaja clara sobre las administraciones precisamente por su capacidad de cobertura especializada y completa.

Aunque ha mejorado sustancialmente la amplitud y calidad de los servicios sociales en todo el Estado no resulta posible prescindir de la ONCE en la atención de las personas ciegas y deficientes visuales, si bien existen campos de colaboración practicables en algunos aspectos generales de la atención social.

Pero para dar viabilidad a este modelo de prestación de servicios es necesario que la ONCE mantenga su capacidad suficiente de cobertura, extremo que hoy está en serio riesgo por los recortes presupuestarios derivados de la crisis económica y comercial, pero también por la falta de criterio y de voluntad política de la Dirección en una materia crucial para justificar la pervivencia de la ONCE.

Balance de 20 años

Fue en 1985 cuando con la aprobación de las nuevas estructuras central y territorial de la ONCE comenzaba la articulación de la red de servicios combinando los dispositivos ya existentes con nuevos centros y con una red territorial que se fue implantando por fases tanto en su extensión geográfica como en su cobertura profesional. Para 1988 año del cincuentenario de la ONCE estuvo completada la red sistemática de servicios.

Pero los cambios políticos posteriores resultaron decisivos para el desarrollo de esa red.

Aunque el Plan de Actuación de la ONCE para el periodo 87/90 supuso un salto fundamental para implementar una política de servicios avanzada y suficiente la década de los 90 no confirmó la tendencia. Primero se operó un estancamiento evidente, daba la impresión de que se había tocado techo en la prestación de servicios, cuando únicamente se habían puesto las bases para un modelo de atención adecuado a la capacidad organizativa de la ONCE y a la demanda social a cubrir en similitud con los países más desarrollados en esa materia.

Asistimos entonces a un cambio de orientación donde la imagen social prevalecía sobre la eficacia y en la que los datos cuantitativos desbancaban a la exigencia de calidad y de adecuación a las nuevas necesidades.

Pero como siempre ocurre el estancamiento es el primer indicio del retroceso. Hoy los servicios se han deteriorado no sólo como proyecto sino también como instrumento de atención.

La profunda desmotivación de los profesionales es la primera piedra de toque clave para definir esta situación, unida al propio deterioro de la red y a la falta de sensibilidad social de la Dirección.

Tendencias peligrosas del actual modelo

La situación actual nos muestra rasgos muy preocupantes cara a la reconstrucción del modelo social de la ONCE.

A. Burocratización frente a atención social: la aparente tecnificación concluye en una especie de sistematización insustancial que además de ineficaz resulta impermeable a la singularidad de la demanda y por ende a las verdaderas necesidades sociales.

Si la atención no es el primer requisito estamos desajustando un modelo cuya principal virtud es la especificidad del servicio.

B. Imagen frente a promoción humana y social: es el desarrollo personal del individuo el objeto inmediato de la atención y aunque nada obsta para que esa prestación se conozca, difunda y valore públicamente ante todo hay que cuidar ese proceso normalizador sin que el éxito nos agobie más que la satisfacción de la necesidad a atender.

C. Captación política frente a integración social: los servicios sociales son la cantera más barata del régimen Político de UP.

Los nuevos afiliados son el bocado más sabroso aunque se turbe gravemente su acogida social. El descuelgue de los dispositivos sociales respecto de la interferencia política resulta distorsionante y vulnera los principios de una intervención social coherente.

Pero el voto cautivo que el régimen se cobra de esos afiliados, así como de las actividades dirigidas a mayores o a jóvenes son el vivero de la fuerza electoral del grupo gobernante, sin olvidar la utilización de los plurideficientes. Pero esto no es un tratado de prácticas electorales, solo lo cito como elemento vergonzante de una política social que en vez de estar dirigida a la integración tiene su punto de mira en el mantenimiento de un gueto muy goloso para las perspectivas electorales del grupo dominante.

Algunas claves para la esperanza

Creemos que es posible reconstruir este proyecto, aunque la dinámica existente y los vicios adquiridos sean un obstáculo importante.

La primera premisa sería volver al criterio de profesionalidad absolutamente desmontado en la actualidad. Tanto la cobertura de los puestos técnicos como incluso la de los mandos intermedios requieren concurrencia adecuada y una verificación de idoneidad y competencia ineludible. Aunque se trate de la asignación de puestos a afiliados no cabe saltarse los criterios básicos de capacitación para cada función técnica o responsabilidad de gestión.

En otro plano, nos hallamos en un momento singular de la consolidación del sistema público de servicios sociales con la aparición de las leyes de servicios sociales de segunda generación en las comunidades autónomas que vienen a ser la espina dorsal de un sistema que tiene escasas referencias legales en el ámbito estatal.

Parece muy conveniente que la ONCE se plantee la posibilidad de homologar su prestación de servicios en cada ámbito territorial y avanzar en la suscripción de convenios al modo en que se actuó en su día en materia educativa. Eso contribuiría a asegurar su especialización y mejorar su coordinación con las administraciones públicas lo que sin duda acabaría favoreciendo la suficiencia en la atención a nuestro colectivo y una cierta corresponsabilidad presupuestaria interesante de cara al futuro siempre que NO signifique evasión de responsabilidades.

Nuevos retos sociales

Vivimos una etapa de nuevas iniciativas que modificarán considerablemente el panorama social en el Estado Español.

Amén de la incidencia de las reformas estatutarias la nueva Ley de la dependencia, la integración social de los inmigrantes, la reforma educativa, la implantación de las rentas mínimas, etc. Nos obligan a resituar nuestra posición institucional y a adecuar nuestro modelo de prestación de servicios con apertura de miras pero también con un análisis riguroso de nuestro papel en la sociedad española.

Si somos capaces de superar la actual coyuntura de desplome, no cabe duda que remontaremos la crisis y daremos paso a una renovación exitosa aunque sea menos espectacular que en el pasado y quizá mejor así.

LA DIRECCION DE LA ONCE PONE EN PELIGRO NUESTRA INSTITUCION

Con el fin de mantenerse en el poder al precio que sea, el Consejo General de la ONCE esta inventándose cifras, como queda demostrado continuamente en este ejemplar de El Bastonazo. Lo más espinoso es que engaña al Consejo de Protectorado de la ONCE y, por tanto, a los Ministerios de Trabajo, de Interior y de Economía y Hacienda.

Tanto el Acuerdo firmado en febrero de 2003 con el anterior Gobierno dirigido por el Partido Popular, como el pactado con el actual Gobierno en julio de 2005, establecen que todos los beneficios que nuestra Institución reciba (creación de nuevos juegos como El Combo, autorización de la lotería instantánea o la ayuda económica directa mediante subvenciones) están sujetos a la condición esencial de mantener el número de puestos de trabajo de los vendedores. Sin embargo, en diciembre de 2003, había 22.096 vendedores, y un año después se redujo la plantilla a 21.195 (901 menos), terminando el año 2005 con 20.793 vendedores (402 menos). En dos años hay en la calle 1.303 vendedores menos con nuestro Cupón en la mano. En el Plan de Juego para 2006 la Dirección General de la ONCE ha previsto 396 vendedores menos en plantilla al finalizar el ejercicio.

En la Fundación ONCE la situación es igual de preocupante, pues con el afán de crear empleo para justificar la enorme corrupción existente en sus estructuras, se constituyen empresas que contratan en precario y con sueldos que, en ocasiones, rozan la explotación laboral. Un ejemplo lo tenemos en la empresa MK Plan 21 S.A., la cual se vio involucrada en el escándalo del incendio que asoló gran parte de Guadalajara este verano y donde fallecieron 11 personas. Esta empresa, propiedad en un 75,5% de su accionariado de la Fundación ONCE, tiene subcontratado el servicio de emergencias del 112 de Castilla-La Mancha. La persona que atendió ese día el teléfono de emergencias fue despedida después de llevar cuatro años desempeñando su trabajo, sencillamente porque alguien tenía que pagar por la mala gestión que se realizó ese día. MK Plan 21, S.A. tenía, en el año 2003, 201 operarios y 16 responsables entre directores y mandos intermedios. En el año 2004 aumentaron los trabajadores hasta 292, reduciéndose "los jefecillos" a ocho: más trabajadores, menos jefes. Algún día daremos datos, a través este medio, de sueldos y jornadas de los trabajadores de las empresas de la Fundación ONCE.

LAS VENTAS DEL CUPON CAEN AÑO TRAS AÑO

En el año 2004 se recaudaron 36,63 millones de euros menos que en el año 2003, pero el año 2005 ha sido el año en el que la situación se ha convertido en insostenible, bajando la recaudación respecto del año anterior 238,39 millones de euros, es decir, un 10,55 % (la plantilla de vendedores ha disminuido un 1.89%). El cansancio del público ante la gran oferta diaria de productos, la confusión ante tanto producto diferente, los cambios constantes en el funcionamiento de los distintos juegos, la desmotivación de la red de ventas, la desconfianza del público al comprobar que el cupón toca poco, la falta de creatividad en otros productos como El Combo o la incorporación de las bolitas del domingo sin la realización de estudios de mercado y sin consultar a los vendedores, ha conseguido que todos los productos recauden menos. A continuación facilitamos los datos de venta por producto, así como los centros donde menos han bajado las ventas.

Producto ordinario: se han recaudado 101,02 millones de euros menos (-10,32 %)

Producto de viernes: se han recaudado 106,89 millones de euros menos (-11,91%)

Producto de domingo: se han recaudado 25,15 millones de euros menos (-12,67%)

Bonocupón: se han recaudado 8,21 millones de euros menos (-14,19%)

Producto extraordinario: en 2004 se celebraron 3 sorteos; en este año sólo 2. En el año 2004 se recaudaron 107,3 millones de euros y en el 2005 han sido 60,34 millones de euros.

Los centros en donde menos han bajado las ventas globales han sido: Jerez (-1,74%) y Cádiz (-4,58%). Donde más han bajado ha sido en Madrid (-15,02%), Navarra (-15,25%), Aragón (-15,43%) y País Vasco (-16,04%).